Sheldon Cooper de la serie The Big Bang Theory con Síndrome de Asperger

El síndrome de Asperger es un Trastorno Generalizado del Desarrollo; caracterizado por una limitación en las capacidades de relación y comportamiento social de las personas que lo sufren. Está relacionado con el autismo y tiene consecuencias bastante visibles en el desarrollo social, conductual y emocional.

El síndrome de Asperger fue descubierto en 1944 por un pediatra austriaco llamado Hans Asperger; quien identificó unos patrones de comportamiento y habilidades predominantes en algunos niños que atendió. Es un Trastorno de Espectro Autista que se diagnostica en la niñez y dura toda la vida.

Sin embargo, Lorna Wing fue la primera en usar el término de Síndrome de Asperger; se encargó de sistematizar las investigaciones del pediatra y lo publicó en un artículo que recibió el nombre: “El Sindrome de Asperger: un relato clínico”

En este artículo, Lorna Wing identificó tres grandes rasgos o esferas que sufrían un cambio en el comportamiento de los individuos con Asperger; los cuales son:

  1. competencia de relación social
  2. comunicación
  3. nflexibilidad mental.

¿Qué características tienen los niños que sufren del síndrome de Asperger?

Lorna Wing en sus estudios, identificó que ciertos niños que sufrían de autismo desarrollaban un lenguaje fluido y ganas de socializar (características que los niños con autismo clásico no tienen) con las personas que formaban parte de su entorno. Sin embargo, a pesar de que progresaban mucho más allá del diagnóstico de autismo clásico, este síndrome raro evidenciaba una gran deficiencia en sus destrezas sociales y comunicacionales.

Así pues, se encargó de establecer y sistematizas algunas de las características que tenían estos niños:

  • Carecen de empatía: los niños no podían identificarse afectivamente con la situación del otro, ni mucho menos, entender una realidad que fuese ajena a ellos.
  • Interacción sencilla y de una sola dirección: los niños con este síndrome, prácticamente sostienen un monologo de un tema en particular sin importar la opinión o los intereses de su interlocutor.
  • Muy poca habilidad para hacer amigos
  • Lenguaje pedante
  • Carencia de comunicación no verbal: los niños con síndrome de Asperger no son expresivos.
  • Interés desbordante por algún tema en concreto: Los niños con este síndrome tienden a abordar un tema y a explorarlo de forma muy profunda con lo que tiene una limitada gama de interés; caracteristica tambien de las personas con Síndrome de Down.
  • Torpeza motora

Asimismo, los niños que sufren de este síndrome pueden padecer de: trastornos del sueño, falta de comprensión sobre algunos temas en particular, manejan un vocabulario muy pomposo, utilizan una voz monótona con cambios en el timbre y tienen tendencias a balancearse o moverse mientras realizan alguna actividad.

Síguenos en Facebook - Síndromes Raros

¿Cómo se diagnostica el Síndrome de Asperger?

Para el diagnóstico del Síndrome de Asperger existen dos fases principales. La primera responde a un cuestionario en donde se puede identificar si el niño puede o no sufrir del síndrome; la segunda fase es un estudio clínico realizado por un psicólogo/psiquiatra especialista en exámenes conductuales y trastornos en el desarrollo.

La primera es un cuestionario que se les aplica a los padres y profesores; el cuestionario puede dar los primeros indicios de que un niño puede sufrir de este síndrome. En general, los padres o profesores no tienen los conocimientos necesarios para identificar si un niño tiene Asperger y debe ser remitido a algún especialista en trastornos del desarrollo.

Por otro lado, el estudio clínico consiste en un examen de aspectos de sociabilidad, lenguaje, conocimiento y movimientos; (factores que tienen variabilidad en una persona con Asperger en relación a un niño que no sufre del síndrome), así como de los aspectos de interés del niño.

En este estudio, el niño se somete a situaciones controladas para obtener su conducta: Se les preguntar sobre conceptos de amistad, relación con sus padres, la calidad de la interacción con una persona y concatenarlo con diferentes tipos de escalas.

Más allá del diagnóstico

A pesar de que los niños que sufren del Síndrome de Asperger tienen características muy marcadas, existen ciertas dificultades para realizar un correcto diagnóstico del mismo. Algunos estudios han demostrado que los hombres tienen más posibilidades de sufrir de Asperger que las mujeres; y puede afectar entre 3 a 7 niños por cada 1.000 nacimientos.

4 criterios que pueden ampliar el rango de diagnóstico de este síndrome:

  1. Diagnóstico de autismo en la niñez temprana: Si el niño presenta un diagnóstico previo; pero dadas las características del síndrome raro poco a poco esas dificultades en el habla se acentúan; y el poco interés en socializar se convirtieron en un marcado control en el lenguaje y ganas de hablar con un interlocutor; (independientemente de la efectividad de la conversación); se puede decir que este niño se acerca más al síndrome de Asperger que a otro Trastorno de Espectro Autista.
  2. Rasgos de incorporación en la escuela: En la relación con los compañeros del colegio; pueden verse cambios en el comportamiento que suelen no aparecer en casa. La ausencia de juego social; una marcada distancia con sus pares, torpeza al dibujar, precaria calidad en la conversación, conversación monotemática, etc; pueden ser indicativo de que un niño sufra de Asperger.
  3. Incidencia congénita: En los estudios siempre existe la pregunta clave de “¿algún familiar sufre de autismo?” y es muy probable que el niño tenga uno o más familiares con Asperger o algún otro tipo de autismo.
  4. Algún otro desorden conductual: Cuando el niño entra a otra etapa de su vida; en donde resulta mucho más importante la socialización (como por ejemplo, la adolescencia); la imposibilidad de relacionarse efectivamente tienden a generar algún tipo de ansiedad o depresión, por lo que en medio del diagnóstico se puede evidenciar que sufre de Asperger.

La vida con una persona con Asperger

A pesar de que se manifiesta de diferente forma y puede cambiar de persona en persona; las personas con Síndrome de Asperger tienen algo en común: problemas para relacionarse con otras personas, expresar sentimientos, emociones y comunicarse. Estas dificultades en establecer relaciones sociales durarán toda la vida puesto que este síndrome no tiene cura.

Personalidades como Bill Gates, Tim Burton y Steven Spielberg son parte de los millones de personas que sufren de Asperger; y han sobrevivido con eso sin que afecte en gran medida todo lo que le rodea.

Sin embargo, cuando se interactúa con una persona con Asperger se tiene que entender que su comportamiento deviene de un síndrome y se debe ser paciente.

Enseñarlos a escuchar, ser claros y concisos cuando se quiere comunicar algo; respeto a su individualidad; darles su espacio y evitar los reproches ante cualquier conducta que se sale de las “reglas establecidas socialmente”; estas pueden ser una forma de garantizar una comunicación efectiva con una persona con Asperger

One thought on “Síndrome de Asperger, características, diagnóstico.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *